Las estrellas

Las estrellas brillan serenamente sobre nuestras cabezas, no parecen cambiar con el paso de las noches, los años ni los siglos. ¿Significa eso que siempre han estado ahí y que durarán para siempre?. En ambos casos la respuesta es no.
¿De dónde vienen las estrellas? ¿como se forman y cuánto duran?. Las estrellas son enormes globos de gas, con millones de veces más masa que la Tierra.
Nuestro Sol es una estrella, y una bastante corriente, en realidad. Algunas estrellas son más grandes y otras más pequeñas. Algunas son más brillantes y otras más tenues. Las estrellas tienen distintos tamaños., temperaturas y colores.
La historia de las estrellas comienza poco después del Big Bang, el comienzo del universo. Después del intenso calor del Big Bang, la materia comenzó  a enfriarse y agruparse en enormes nubes de gas. Partes de estas nubes empezaron a hacerse más densas y la atracción gravitatoria del gas sobre sí mismo hizo que estas regiones se convirtieran en enormes y densas bolas calientes, mucho más grandes que el Sistema Solar. Finalmente, se concentró tanto gas en aglomeraciones de tal densidad que se desencadenaron reacciones de fusión nuclear. Habían transcurrido 100 millones de años desde el Big Bang cuando nacieron las primeras estrellas y comenzaron a arrojar su luz al cosmos.

Las primeras estrellas probablemente eran muy grandes, muy calientes y con vidas muy cortas. Cuando mayor y más caliente es una estrella, más rápido consume su combustible  y menos tiempo vive.
Las primeras estrellas se componían únicamente de los elementos más ligeros producidos por el Big Bang, pero iniciaron la creación de elementos más pesados, surgidos en las reacciones nucleares de sus núcleos. Cuando la primera generación de estrellas murió con grandes explosiones de supernovas, arrojaron  todos esos elementos al espacio, que se convertirían en la materia prima de la siguiente generación de estrellas.
Una estrella es una esfera de plasma, gas caliente ionizado. Cuando la contracción gravitatoria calienta el núcleo de una estrella en formación hasta 10 millones de grados Kelvin, se genera la fusión nuclear del hidrógeno en helio. Cuando la energía térmica produce suficiente presión para contrarrestar la fuerza de la gravedad, una estrella normal, como el Sol, inicia el periodo estable más largo de sus existencia. Después, cuando ha consumido el hidrógeno de su núcleo, si la estrella tiene masa suficiente, se produce la fusión de elementos más pesados.


Publicar un comentario
prekes sodui